Si estás interesado en un banner, un post o sección patrocinado, o en alguna otra forma de publicidad en Nuestros Bebes, ponte en contacto conmigo en fiorellava28@hotmail.com

viernes, 20 de enero de 2012

Rabietas Infantiles



Este tema es de nunca acabar, quien no a pasado una rabieta con su hijo, de esas que parecen no tendrán fin y son de la nada, tal vez por un juego que no gano o algún juguete o dulce que no se le compro, el motivo normalmente son los mas absurdos para nosotros, mientras que para ellos son de vida o muerte, y es que es para los mas pequeños, cada cosa que les pasa son importantisimas.
Según los Psicólogos Una rabieta infantil es una demostración de enojo que sufren los niños entre los seis meses y tres años cuando enfrentan una situación que les causa malestar y una incomodidad extrema. Los niños menores de dos años no saben canalizar su enojo de otra manera por la falta de la habilidad de poder comunicarse en forma verbal.

Conforme el niño crece va aprendiendo a manejar su enojo y a entender que no todas las cosas que quieren las pueden obtener y no todo lo que planean hacer les sale como ellos lo pensaron.
Una rabieta infantil puede tomar lugar en el sitio donde el niño se disgusta al punto de lanzar objetos, morder, revolcarse en el suelo o darle alguna patada a sus padres o a las personas que lo están cuidando en ese momento. También durante el momento de la rabieta pueden agredir a otros niños, amigos o hermanos golpeándolos o mordiéndolos.
Bueno al final los padres debemos reaccionar de una manera que no aumentemos esa rabieta ya que mientras mas rápido el niño se calme y se de cuenta que lo ocurrido no es la forma correcta de enfrentar sus molestias, nos dará un poco mas de tranquilidad y las salidas o los juegos o serán una misión imposible.

8 comentarios:

Victoria-Tienda bebe dijo...

A veces en el trascurso de esas rabietas tendemos a ponernos a su mismo nivel, acrecentando su nerviosismo y esa situación de estrés. Está claro que gritar no va a aportar ningún beneficio, al contrario. Creo que es muy importante el aprender a controlarnos en esos momentos. Yo siempre procuro adoptar una actitud de indiferencia y trato de ignorarle, y la verdad es que pasados unos minutos, funciona!
Gracias por la información, un saludo.

Fiorella Valera dijo...

Gracias por la visita, es muy cierto lo que dices, y aunque a veces nos sacan de lugar, debemos tratar de no seguirles el juego, aunque para ser franca mas de una vez me salgo de linea pero respiro y trato de calmarme, asi que a relajarnos y esperar que pasen estos momentos de rabietas.

José Vicente Baeza González dijo...

Qué importante es este tema.

Hace tiempo escribí un artículo sobre la trampa de reforzamiento negativo, en el que acabamos cediendo a las rabietas (ojo, distinguir rabieta y lloro motivado por un malestar real) y esa rabieta se consolida como instrumento o estrategia para conseguir algo.

Aunque esto que acabo de escribir recuerde al trístemente famoso Dr. Estivill, nada más lejos de la realidad. No estoy diciendo que hay que dejar que los bebés lloren. Estoy diciendo que los niños ya más mayorcitos pueden aprender a manipularnos y acabamos deciendo a caprichos. Tener frío no es un capricho, querer una bolsa de gominolas si.

Felicidades por el Blog, os añado a mi RSS y os invito a conocer el mío.

Diario de un cacahuete

Lucía-Chupetes personalizados dijo...

Sinceramente, creo que ante la pregunta de qué debemos hacer cuando nuestro hijo tiene una rabieta, la respuesta en mi caso sería nada, porque en realidad lo que está haciendo es demostrar lo que está sintiendo, y en ese sentido, no podemos hacer demasiado (no va a dejar de sentir). Lo más sensato es esperar, hablar con él darle alternativas...reñirle, castigarle no va a servir de mucho,

Fiorella Valera dijo...

Si es verdad, debemos al menos tratar de etar tranquilos, aunque no sea facil, mas aun cuando se tiene mas de un hijo, lo bueno es que toda pasa y vuelve a la tranquilidad, gracias por la visita.

Marian recetas faciles dijo...

Gracias por la informacion en verdad es dificil aguantar y mantener la calma cuando a nuestros hijos le dan los atakes de nerviosismo, pero es mejor mantener la calma, ya que ellos nos imitan

patricia - juegos de mario dijo...

la paciencia es una de las virtudes que tenemos y que tenemos que utilizarla mas todavia cuando hay niños de por medio.

Fiorella Valera dijo...

Si es muy cierto, aunque no es facil, gracias por la visita.

Bebes