Si estás interesado en un banner, un post o sección patrocinado, o en alguna otra forma de publicidad en Nuestros Bebes, ponte en contacto conmigo en fiorellava28@hotmail.com

lunes, 22 de abril de 2013

Como tratar la fiebre infantil

Tratar la fiebre de su hijo

 NO arrope a su hijo con frazadas o ropa extra, ni siquiera si tiene escalofríos. Esto puede impedir que la fiebre baje o hacerla subir. Ensaye con una capa de ropa ligera y una frazada liviana para dormir. El cuarto debe ser cómodo, ni demasiado cálido ni demasiado frío. Si hace calor en el cuarto o está mal ventilado, un ventilador puede ayudar.

El paracetamol (Tylenol) y el ibuprofeno (Advil, Motrin) ayudan a bajar la fiebre en los niños. Algunas veces, los médicos aconsejan utilizar ambos tipos de medicamentos. En el caso de los niños menores de 3 meses de edad, llame primero al médico antes de darles medicamentos. Sepa cuánto pesa su hijo; luego verifique siempre las instrucciones en el paquete.

Tome paracetamol cada 4 a 6 horas. Tome ibuprofeno cada 6 a 8 horas. No utilice ibuprofeno en niños menores de 6 meses de edad. No le dé ácido acetilsalicílico (aspirin ) a los niños a menos que el pediatra le aconseje usarlo. No es necesario bajar del todo la fiebre para alcanzar una temperatura normal. La mayoría de los niños se sentirán mejor cuando la temperatura baje aunque sea un solo grado. Un baño de agua tibia o baño de esponja puede ayudar a bajar la fiebre. Esto funciona mejor si el niño también recibe medicamentos; de lo contrario, la temperatura podría subir de nuevo inmediatamente.

 NO use baños fríos, hielo ni fricciones con alcohol, ya que estos con frecuencia empeoran la situación causando temblores.

Cuándo llamar al médico
Hable con el pediatra de su hijo o acuda al servicio de urgencias cuando: Su hijo no parece estar despierto ni más cómodo cuando le baja la fiebre.
 La fiebre y los síntomas de la gripe reaparecen después de que habían desaparecido.
 No hay lágrimas cuando está llorando.
 Sus pañales no están mojados o no ha orinado durante las últimas 8 horas.
Su hijo: Tiene menos de 3 meses y tiene una temperatura rectal de 100.4° F (38° C) o superior. Tiene de 3 a 12 meses y tiene una fiebre de 102.2° F (39° C) o superior. Es menor de 2 y tiene una fiebre que dura más de 24 a 48 horas. Tiene una fiebre superior a 105° F (40.5° C), a menos que la fiebre baje prontamente con tratamiento y el niño esté cómodo. Ha estado teniendo fiebres intermitentes hasta por una semana o más, aun cuando no son muy altas. Tiene otros síntomas que sugieren que se puede necesitar tratamiento para una enfermedad, como un dolor de garganta, dolor de oído, diarrea, náuseas, vómitos o una tos.

 Tiene una enfermedad médica seria, como un problema cardíaco, anemia drepanocítica, diabetes o fibrosis quística. Recientemente le aplicaron una vacuna.

 Llame al número local de emergencia
 si su hijo tiene fiebre y: Está llorando y no puede calmarse (niños). No lo pueden despertar fácilmente o no se despierta en absoluto. Parece confundido. No puede caminar. Tiene dificultad para respirar, incluso después de que la nariz está despejada. Tiene los labios, la lengua o las uñas de color azul. Tiene un dolor de cabeza muy intenso. Presenta rigidez en el cuello. Se niega a mover un brazo o una pierna (niños). Tiene una convulsión. Tiene un nuevo salpullido o aparecen hematomas.

Bebes