Si estás interesado en un banner, un post o sección patrocinado, o en alguna otra forma de publicidad en Nuestros Bebes, ponte en contacto conmigo en fiorellava28@hotmail.com

miércoles, 3 de agosto de 2011

Hongos de la piel en los nenes


Este articulo me lo mando una mamita y me parecio muy interesante, mas que todo para las mamis primerizas, ya que nos ayuda a conocer mas sobre los hongos de la piel, esespecial este que puede ser bastante complicado.

Entre los microorganismos que producen infecciones encontramos virus, bacterias y hongos, siendo estos últimos responsables de enfermedades comunes en los primeros años de vida. Es el caso del muguet, padecimiento que afecta a gran número de bebés.


Esta enfermedad tiene distintas manifestaciones que casi siempre se presentan juntas, aunque van apareciendo poco a poco. Inicia como una infección en la boca, luego se puede transformar en un padecimiento de la garganta y, finalmente, se presenta extendiéndose en la piel, haciéndola lucir enrojecida sobre todo en los pliegues de ingle y muslos; en los bordes, entre la zona afectada y piel normal hay pequeñas manchas redondas de color rojo y orilla blanquecina.

El muguet es ocasionado por el hongo Candida albicans, y dado que su primera aparición es en la mucosa de la boca, manifestándose mediante pequeñas manchas de color blanco o amarillento muy parecidas a coágulos de leche (conocidas por mucha gente como algodoncillo), las madres suelen sentir remordimiento porque creen que han sido descuidadas en la higiene personal o alimentación del pequeño.

Nada más lejano de la realidad, ya que este hongo es bastante común en el ambiente, e incluso vive en la piel de muchos de nosotros, de modo que es relativamente fácil difundirlo y desarrollarlo. Lo que ocurre es que sólo se manifiesta cuando un sistema inmunitario adulto se encuentra debilitado porque se padece alguna otra enfermedad, o bien, cuando se es tan joven que nunca se ha entrado en contacto con el agente causante, como ocurre en el caso de los bebés.

Existe, sin embargo, un caso excepcional en el que la madre puede ser responsable de contagiar la Candida al bebé, que ocurre si en el momento del alumbramiento ésta padece una infección vaginal ocasionada por este microorganismo, y lo transmite durante el paso del niño por el canal del parto.

Es importante detectar esta enfermedad en sus primeras etapas, pues su tratamiento temprano detiene su evolución, lo que es fácil de realizar si se tiene la costumbre de revisar el interior de la boca del bebé cada día, o si se observa que muestra molestias al comer, pues esto es indicativo de que tal vez el hongo causa ardor al niño.

De no tomarse las medidas de higiene debidas, las molestias se acentúan y el hongo pasa de la boca a la garganta, ocasionando una infección en laringe o faringe que llega a enronquecerlo un poco. Si avanza por el tracto digestivo no tiene mayores consecuencias en el estómago, pero al pasar al intestino puede permanecer en las heces y ocasionar infección en la piel de las nalgas (dermatitis) y, en general, en la zona que cubre el pañal, dado que la Candida crece muy bien en ambiente cálido y húmedo.

Así, cuando la candidiasis oral o muguet sea detectada en sus inicios, prepare una solución con medio litro de agua limpia y media cucharada de bicarbonato de sodio, y aplíquela con una gasa esterilizada enrollada en su dedo directamente, con mucho cuidado, en la boca del bebé entre 3 y 4 veces al día; esto disminuye los niveles de acidez, creando un ambiente desfavorable para el microorganismo. Nunca elimine las manchas rascándolas, pues puede provocar lesiones serias.

Bebes